• Uncategorized

    Viajar a Cancún con todo pagado

    Hay mucha gente que se desespera después de realizar una intensa búsqueda para encontrar vuelos baratos, hoteles que se acomoden a su presupuesto y además ahorrar para los gastos extra que se requieran a la hora de llegar a su destino, por ejemplo Cancún. Pues para toda esa gente, permítanme decirles que no hay nada mejor que ir a alguna agencia de viajes y buscar un paquete con todo incluido, esto es vuelo redondo, hospedaje, comidas, bebidas, recreación (dentro de las inmediaciones del hotel) y hasta niñera si así lo requieres. Podrías pensar que si haces la búsqueda por tu cuenta podrías ahorrar más, pero no siempre es así, además de que perderás mucho tiempo. De verdad, considero que no hay anda mejor que ir a una agencia, ya que ellos tienen acuerdos con las aerolíneas y las cadenas hoteleras para poderte ofrecer el mejor precio.

    Hace ya varios meses que decidí ir a una de estas agencias después de no conseguir armar mi propio paquete en distintas páginas de internet y aplicaciones, se salía por completo de mi presupuesto. Ahí me preguntaron de cuánto era mi presupuesto, número de personas que viajaríamos, días que nos quedaríamos, etc. Al final me consiguieron un paquete todo incluido a Cancún una semana completa y para cuatro personas por 20 mil pesos, es decir, cinco mil por cabeza, lo cual se me hice extremadamente barato. ¿Y vale la pena todo lo que te incluyen? ¡Sí! Dentro del hotel había algunos restaurantes donde no nos cobraban los alimentos a las personas que traíamos la pulsera, tampoco teníamos que pagar las bebidas que consumíamos en los bares, sólo te cobraban algunas que eran de la más alta calidad y exclusivas para los clientes con pulsera dorada, pero no estaban mal el resto de las bebidas, además me incluyeron servicio de niñera para mis dos hijos, el cual utilicé solo un par de noches y les fue de maravilla.

    Si tu plan es estar dentro del hotel, disfrutar de la comida y la bebida, así como de las hermosas playas de Cancún, ya sea con amigos o con tu familia, lo tuyo es un paquete que incluya todo. Pero si tu deseo es conocer las distintas playas paradisiacas que hay en aquellos lugares, quizá deberías pensártelo dos veces, ya que esos viajes no están incluidos en el paquete y deberás desembolsar más dinero. Aunque si sólo quieres visitar una o dos, quizá podrías hacer un ahorro extra para esos gastos. Por ejemplo, uno de los días de mis vacaciones fui a Isla Mujeres, pues mis hijos querían nadar con los delfines, así que el gasto extra fue de uno 8 mil pesos. Pero si quieres ser un excursionista e ir de playa en playa conociendo, aquí considero que no te conviene en nada ir a una agencia, o podrías preguntar si hay alguno especial que se acople a tus intenciones, posiblemente haya y te ayuden a encontrar posadas o lugares para acampar por precios realmente accesibles, además de conseguirte los vuelos.

  • Uncategorized

    Perdido en una librería

    El fin de semana pasado me visitó por primera vez un amigo chileno que conocí cuando me fui a estudiar un curso a aquel país. Durante los dos meses que estuve por allá, él fue quien me apoyó en mi estadía, llevándome a conocer los lugares, diciéndome dónde podía comprar el material que me pedían y enseñándome a hablar con sus anglicismos. Incluso cuando ya no pude pagar el hotel en el que me que me estaba quedando me dio asilo, por lo cual quedé profundamente agradecido con él y con su familia. Dos años después de que yo me regresé a México, por fin vino a mi país y recibió el mismo trato que él me dio en sus tierras: el mejor.

    Él tenía muchas ganas de probar la comida mexicana y comprobar si lo que decían acerca del chile era cierto, es decir, que era de los más picosos. Lo comprobó hasta las lágrimas. Fue muy divertido verlo sufrir. Pero lo mejor que pudo haberle pasado fue que lo llevara a un tour por la calle de Donceles, muy conocida por su gran cantidad de establecimientos, pero hay una parte en la que en cada esquina hay una librería, y eso le encantó como buen lector. Entrábamos en cada una que encontrábamos, él se ponía a hojear todos los libros y cuando uno le gustaba, lo guardaba bajo el brazo y seguía hojeando. Podía pasar horas y horas, pero no quería perderse el resto de las librerías, así que apresuraba el paso y nos marchábamos a nuestro siguiente destino.

    Fue en una librería llamada ‘El Laberinto’ donde se quedó asombrado, no tanto por la gran cantidad de títulos que ahí había, sino por el nombre y cómo estaba diseñada, como un verdadero laberinto. No me pareció nada del otro mundo, sí era interesante el diseño, pero no para dejarte boquiabierto como le sucedió a mi amigo chileno, así que le pregunté qué fue lo que tanto le había emocionado. Me contestó con otra pregunta: ¿has leído algún libro de la saga del cementerio de los libros olvidados? Le dije que no, entonces procedió a contarme brevemente que en esos libros mencionan un lugar que parece un laberinto lleno de libros, un sitio que está resguardado por un cuidador, pues hay libros tan secretos y peligrosos que no deben caer en manos imprudentes. Me quedé fascinado por su relato y me dieron ganas de leer aquella saga escrita por Carlos Ruiz Zafón y que consta de cuatro novelas.

    Tras su estadía de semana y media se regresó a su país, no sin antes agradecerme por llevarlo al que desde entonces llamó ‘la librería de los libros olvidados’. Yo sólo sonreí y lo abracé, esperando volver a verlo muy pronto, supongo que era mi turno para ir a Chile de nueva cuenta. Por cierto, ya tengo en mis manos los cuatro libros del escritor español y estoy ansioso por comenzar a devorarlos hasta conocer el Cementerio de los Libros Olvidados.

    Fuente: KiwiLimon.com

  • Uncategorized

    Las universidades no deben olvidarse de las clases de inglés

    Algunas de las universidades en nuestro país han decidido quitar las clases de inglés como materia obligatoria y la establecen como algo extracurricular, por lo que les dan la oportunidad a los estudiantes de que puedan evitar el martirio de aprender un nuevo idioma, aunque algunos optan por irse a los cursos de inglés online. ¿Está bien esto que hacen? Es el tema del cual quiero hablarles en esta ocasión.

    Recuerdo que cuando yo estudiaba en una universidad de la Ciudad de México, el inglés no era una materia obligatoria, según, pero en realidad sí lo era para poder titularte. Permítanme explicarles esta frase que parece incongruente. El plan de estudios no contenía la materia de inglés como tal, podías cursarla a tu ritmo, ya sea durante el semestre o en intensivo durante las vacaciones, y pagar por cada uno de los módulos que ibas cursando. Pero para titularte necesitabas acreditar el inglés, lo que lo convertía en una materia obligatoria. Pero esto afectaba a muchos estudiantes, ya que se confiaban y decidían no cursas el idioma, el cual querían retomar ya cuando habían terminado las materias, lo que se les complicaba, pues muchos ya estaban trabajando y no tenían el tiempo suficiente. Ante esta situación, mi universidad decidió un par de años después de que yo egresé meter el inglés como materia, lo que ayuda en demasía a los estudiantes.

    Sin embargo, hay otras escuelas en las que no es forzoso cursar este idioma y puedes titularte sin haber tomado estas clases. Es en esta situación cuando te preguntas si es lo correcto o no. Lo primero que pienso es que les dan la oportunidad a los jóvenes de decidir qué es importante para su formación académica y no los están forzando a incluir una materia extra que quizá no les interesa, por lo que sería una enseñanza, pues al no querer tomar clases de inglés aceptan las consecuencias. Quizá sean buenas al tener un buen nivel de inglés adquirido durante la primaria, secundaria y preparatoria, por lo que el ahorrarse un dinero extra es el ideal para ellos. Pero si eres de las personas que si no practican algo se les olvida, es a lo que te arriesgas si te confías al no querer saber nada de una clase de inglés durante cuatro años o más que dura la carrera.

    Yo creo que las universidades deben incluir el inglés como materia, ya que estarían fomentando el aprendizaje de un idioma universal, ya que es el más hablado en el mundo, y con esto me refiero a que es la segunda lengua de muchos países que no la tienen como lengua oficial. Así que si aspiras a tener un puesto importante en alguna empresa trasnacional, debes considerar el dominar el idioma. Entonces, las universidades no deben olvidarlo y deben incluirlo de alguna manera en su plan de estudios, aunque sea en los últimos semestres, para que así los alumnos salgan con el idioma fresco en su mente. Pero eso ya será decisión tanto de la institución como del alumnado, pero las consecuencias serán obviamente sólo para los egresados que se están por enfrentarse al mundo laboral.

    Visita HarmonHall.com si quieres obtener más información sorbe este tema.

  • Uncategorized

    Reflexiones del Futuro

    El día de ayer fui a una tienda de máquinas de empaque, ya que en unas semanas me voy a mudar de México a vivir a otro país, y necesito hacer muchísimos empaques como bien se podrían imaginar. Al estar en aquella tienda, me encontré con un amigo con quien después me fui a tomar una cerveza para platicar de nuestras vidas. Resulta ser que la vida hoy de mi amigo  es un pequeño desastre debido a una serie de eventos desafortunados de los cuales aparentemente no ha podido recuperar el balance.

    Algo muy importante de esta conversación, fue el hecho que me di cuenta de que no todo estaba mal o perdido en su caso, ya que a diferencia de muchas personas que se encuentran en aprietos, mi amigo está perfectamente consciente de sus deficiencias y esta trabajando en estrategias para contrarrestarlas : esto me dice que va a salir adelante. Sin embargo, de esta conversación puede también aprender mucho, como sucede de cualquier conversación, cual sea que sea el tema. En esta conversación, se me fue reafirmado algunos elementos de que no hacer en ocasiones futuras de consecuentemente de que si hacer.

    Una de las cosas principales de lo que no se debe de hacer es actuar irreflexivamente en cualquier cosa. Esto es  debido a que la reflexión es aquello único que tiene un cierto poder para transportarnos de cierto modo al futuro por medio de estimaciones y conclusiones, dos elementos que de ser acertados simplemente nos otorgan una ventana hacia tiempos futuros. También debemos de saber que para que esta ventana sea clara, debemos saber hacer estimaciones del mejor modo posible y entender también que no existe estimación perfecta en gran parte debido a la naturaleza de nuestra mente que esta sujeta a los dictámenes de la memoria y a la merced de la imaginación.

    Tenemos que saber también que lo máximo que podemos esperar de una buena reflexión es abrir una ventana al futuro como si esta se abriera en algún paisaje debajo del mar, donde las cosas se ven y se distinguen aunque nunca de manera tan clara como vemos en la superficie. Para poder ver bien y acertadamente en el momento de la reflexión se debe utilizar un lente que solo esta disponible en presente.

    Existe también una forma de poder construir las acciones futuras de una mejor manera, una manera que siempre acertara debido a que simplemente no es nuestro modo natural. Esta manera es el procurar siempre actuar en comunión con el bien común. El actuar en armonía con el  bien común casi nunca es fácil, aunque una vez que se hace se comienza a formar un hábito dorado que nos lleva a una vida llena de felicidad ya que si la felicidad y prosperidad del prójimo es la de uno mismo, todo siempre saldrá como debe de salir: bien.

    ¿Te interesó el tema? Puedes visitar la página Aplemsa.com para obtener más información sobre este.

  • Uncategorized

    Tips para que tu viaje a la playa sea un éxito

    Si decidiste ir a la playa para tomar una merecidas vacaciones, incluso ya compraste tu paquete con vuelo redondo y ya tienes tu habitación en uno de los hoteles de Acapulco o la playa de tu preferencia, pues déjame darte algunos consejos que te ayudarán para que tu estancia allá sea de lo mejor y no sufras con alguna eventualidad. Así que toma nota o apréndetelo de memoria para no sufrir en la playa. ¡Disfruta del sol, la arena y el mar!

    Las vacaciones se supone que son para descansar, estar cómodo y pasarla bien, por eso lo mejor es que lleves ropa con la que te sientas a gusto, por ejemplo, no por presumir un buen cuerpo lleves un traje de baño muy ajustado y que te incomoda al caminar, o camisas muy guangas con las que no te sientes confiado. Un tip súper importante y que muchos no toman en cuenta porque creen que en la playa siempre hace calor es llevarte algo para cubrirte por si hay brisa fría o llueve, aunque sea algo ligero debes cargar. ¡Hazle caso a tu mamá cuando te dice que te pongas suéter! Ahora que si vas a una playa nudista, olvídate de la ropa… ¡pero sólo por un instante! Ya que cuando termines de asolearte y nada, deberás volver a cubrirte para regresar a tu hotel. No la vayas a regar.

    Para cuidar la salud de tu cuerpo hay varios consejos que deberás seguir si no quieres sufrir. No te olvides de proteger constantemente tu piel, los rayos del sol pueden ser deliciosos pero también son muy dañinos si no tomamos las precauciones correspondientes. Debes ponerte protector solar las veces que consideres necesarias, y si sientes que tu piel ya está sintiendo el efecto de los rayos, lo mejor es que te cubras un rato, te refresques y vuelvas a la diversión. El cuidado de tu cuerpo también debe ser antes de ir, por ejemplo, cuida que tus pies y uñas estén bien, pues no queremos que contagies a alguien con alguna afección en esta zona. Incluso con esto evitarás que te vean raro por si tienes las uñas largas, pero muy largas, o si las tienes amarillas. Evítate la pena. Aunque sabemos que los jóvenes beberán mucho alcohol, es muy recomendable estarte hidratando con agua constantemente, para no sufrir con el intenso calor o una deshidratación por la sudoración que sufrimos.

    Ya cuando estés allá trata de mantener las playas limpias, no tires basura. Si no hay algún contenedor cerca y por flojera tienes planeado abandonar tus deshechos en la arena, mejor pide alguna bolsa de plástico que sirva como basurero y después deposítala en un bote, quizá también puedas cargar tu basura en la bolsa de mano o en una mochila y después vaciarla en el contenedor correspondiente. Recuerda que las playas son de todos y nuestro deber es cuidarlas y mantenerlas limpias, pues ahora resulta que somos nosotros, los propios mexicanos, quienes ensuciamos nuestros paraísos. ¿Qué imagen le estamos dando al mundo? ¡Ponte las pilas y a disfrutar!

    Si quieres más información sobre el tema, no olvides visitar Hoteles Krystal.